8 mar. 2015

8 de Marzo 2015

Las mujeres estamos siendo la revolución silenciosa más importante que ha habido en la historia. 
Sin violencia, sin guerras, sólo con la fuerza de la autoridad natural, arraigada a la Madre tierra de la creación y conservación de la vida, hemos transformado las familias, las relaciones, la realidad, la vida.  
El cambio sociológico  más importantes del Siglo XX ha sido el avance de las mujeres en la lucha por su libertad y su dignidad como seres humanos. La conquista de la independencia económica y la autonomía emocional.

En el siglo pasado las mujeres consiguieron el derecho al voto, el acceso a la educación y a la cultura y al mercado de trabajo y por consiguiente al trabajo remunerado. Puesto que como sabemos las mujeres han trabajado duramente siempre, pero sin remuneración económica.  Todo ello fue posible también gracias a la libertad sexual y al control de natalidad, con lo cual pueden decidir cuando ser madres como y con quien quieran.            

Todo ello hablando básicamente desde los países europeos, pues todavía hay millones de mujeres en el planeta que sufren sistemas esclavistas, dominación absoluta y decretada por ley por parte de los hombres y mutilaciones horribles de sus cuerpos (ablaciones, etc.)

En este siglo XXI las mujeres europeas tienen los derechos reconocidos por ley pero siendo la mitad de la población todavía no están representadas democráticamente en el hacer, el gobernar y la toma de decisiones económicas, políticas y sociales. Y hoy no solo es una cuestión de derechos humanos y de igualdad sino que es necesario y urgente para la sociedad y para el Planeta. 

Ellas representan el 60 % de las personas licenciadas y tienen las mejores notas y los mejores curriculums. Ellas tienen muy buenas habilidades y aptitudes para ejercer el liderazgo que es el que surge del lado mas femenino del cerebro caracterizado por la Inteligencia Emocional. Ellas ademas aportan valores muy importantes a las organizaciones y se preocupan mucho de sus equipos. Son buenas administradoras y su participación en las empresas y organizaciones representan un incremento de volumen de negocio y buena administración financiera. Todo ello demostrado por recientes estudios (1) Ellas tienen especiales habilidades de relaciones, de mediación y de comunicación. A pesar de todo ello son una minoría en los Consejos de administración, en las comisiones y comités de dirección de las empresas y las organizaciones sociales, políticas y económicas. Ademas ellas cobran casi un 19% menos (precio/hora) por el mismo trabajo  perjudicándoles la independencia económica presente y a largo plazo pues sus pensiones serán menores que las de sus compañeros o claramente subsidiarias, si han tenido que reducir jornadas o bien han abandonado el mercado de trabajo por responsabilidades familiares. Por si fuera poco, ellas siguen llevando la responsabilidad máxima del cuidado de las personas y de la crianza de los hijos, lo que se llama trabajo reproductivo necesario y básico para que una sociedad funcione pero que todavía hoy no esta valorado ni contabilizado en el PIB.  
Todo ello perjudica seriamente la salud de las mujeres (las mas estresadas y medicadas de la Unión Europea) la salud de los niños y niñas puesto que son los que menos duermen y esto afecta a su salud mental, física y a su rendimiento escolar.
Necesitamos un cambio profundo de sistemas, de cultura y de sociedad para dejar a nuestros hijos un  mundo mejor. 
Todos estos problemas podrían solucionarse si organizáramos la sociedad poniendo en el centro a la persona o dsea a los derechos y deberes y responsabilidades de todas las personas y elaboráramos y un NUEVO PACTO SOCIAL, donde marcaríamos los derechos y responsabilidades de toda la sociedad y nos dotáramos de una organización de tiempos y espacios de manera justa, equitativa y democrática.   

En la pagina web del Observatorio Dona empresa y economía de la Camabra de Comercio de Barcelona están todos los estudios referidos en este articulo  
www.donaempresaeconomia.org
donaempresaeconomia@cambra.org





No hay comentarios:

Publicar un comentario